san juan
Inicio | Galería | Eventos | Contacto | ¿Quiénes somos? | Publicaciones | Filosofía | Voluntariado

 

centro antropofísico

principios

declaración ECCE



*Debemos cambiar nuestra manera de apreciar a las personas discapacitadas, son ciudadanos que tienen necesidad específica de parte de la comunidad para cumplir sus obligaciones con la sociedad y para ejercer sus derechos.

*Debemos considerar cada persona (deficiente o no) como un creador y no un productor.

*Las personas discapacitadas deben tener la posibilidad de elegir, de vivir en comunidades protegidas que garanticen su calidad de vida y su futuro. Los gobiernos deben crear las condiciones financieras, legales y otras, necesarias en la creación y funcionamiento de estas comunidades.

*Debemos promover un nuevo concepto: el de “integración a la inversa”. Cuando no es posible integrar ciertas personas dentro de “la corriente principal” las comunidades protegidas que los acogen, pueden abrir sus puertas a personas que viven en “la corriente principal” y compartir actividades artísticas, sociales y culturales.

* Ante todo, el trabajo no debe ser un medio de subsistencia, si no más bien uno de los elementos que contribuyen a la dignidad de las personas discapacitadas, siendo al mismo tiempo un elemento terapéutico. La sociedad debe crear las condiciones que permitan que las personas deficientes  puedan trabajar en “la corriente principal” o en condiciones protegidas.

*Debemos asegurar una participación plena y activa en la sociedad de las personas más desprotegidas y vulnerables, objeto en la mayoría de los casos, de situaciones discriminatorias.

*Si queremos integrar de manera justa a las personas deficientes, tenemos que situarnos desde el punto de vista de los valores humanos fundamentales, con el fin de que los derechos, definidos en el articulo 26 de la carta de derechos del hombre de la Unión Europea, sean respetados. La integración no consiste en obligar de manera unilateral a las personas marginales a adaptarse en una estructura existente, si no, permitir a todos los hombres una adaptación reciproca en tanto que ciudadanos de una sociedad común.

* Ayudar a estas personas a inscribirse en un proceso de emancipación respetuoso y diferenciado exige una acción creativa y llena de imaginación. Las posibilidades ofrecidas requieren ser variadas permitiendo a cada persona jugar un papel activo en la sociedad.

*Existe la necesidad de crear condiciones de vida adaptadas para la integración. Debemos aprender a contar con ellos, de tal manera que las personas en situación de dependencia puedan beneficiarse de sus derechos y cumplir con sus obligaciones.

En tanto que organización, representante de personas necesitadas de cuidados especiales dependientes, entendemos que:

*Estas acciones deben estar destinadas a mejorar las condiciones de vida de las personas discapacitadas, garantizando la inclusión de las personas de plena dependencia, que muchas veces; aun hoy día, son los grandes excluidos dentro de los excluidos.

*Debemos trabajar para evitar en la medida de lo posible los estigmas sociales  que el progreso y la técnica hacen muchas veces de las situaciones sociales en las que estas personas se ven envueltas.

 * Debemos garantizar el pleno derecho de vivir en plena libertad en el seno de su sociedad, fomentando el desarrollo individual y la capacidad de autodeterminación.

 *debemos contribuir a través de estructuras sociales, que teniendo en cuenta la diversidad, tiendan a crear armoniosas comunidades de vida en las que al lado de estas personas, familiares, tutores, equipos educativos y de acompañamiento e instituciones, seamos capaces de construir comunidades vivas , comunidades activas que garanticen en el devenir una sociedad para todos.
Toda comunidad es un órgano vivo que cubriendo sus etapas de desarrollo, escribe su propia biografía.

   
 
AsociacionSanjuan.es ©2009 | | admin | Webmail